Piedras en forma de huevo comúnmente de cuarzo, jade o amatista con los que se puede trabajar el piso pélvico; por lo cual son muy sanadores para temas emocionales y sexuales.